Arman una mesa de diálogo entre el Gobierno, los mapuches y la Iglesia

Participan una funcionaria del área de Derechos Humanos. el obispo Chaparro y la madre de Jones Huala, el líder de RAM; volverán a reunirse mañana

Por Mariano Gonzalez

La reunión duró algo más de media hora, y no tuvo resultados positivos, pero al menos se dio el primer paso. Con la intermediación del obispo de Bariloche, Juan José Chaparro, representantes del Gobierno, organismos de derechos humanos y la madre del líder de RAM, María Isabel Huala, comenzó en la tarde de hoy una mesa de diálogo con el objetivo de acercar posiciones y evitar nuevos hechos de violencia en la zona del lago Masacardi , dónde un grupo de mapuches mantiene tomada una parte de un predio de Parques Nacionales.

Junto a Chaparro, nombrado obispo por el papa Francisco en julio de 2013, y la madre de Huala, estuvo Jimena Psathakis, la titular del instituto de Pueblos Originarios, dependiente de la secretaría de Derechos Humanos que encabeza Claudio Avruj .

Psathakis contó a LA NACION que la postura del Gobierno “es de diálogo permanente, pero con dos condiciones: que los ocupantes dejen el territorio y que estén sujetos a derecho”. Huala y otros representantes de los grupos rebeldes mapuches se negaron a esa concesión, pero acordaron dos cosas: labrar un acta informando a la Justicia sobre la existencia de la mesa de diálogo, y una nueva reunión, mañana a las 11.