Catedral de Viedma: Vuelven los debates sobre la central nuclear

El Padre Luis Garcia, confirmó a Austral Web que retoman sus reuniones no nucleares en Viedma para rechazar un nuevo intento de proyectar la instalación de la central de generación de energía en Sierra Grande.

Por Redacción

La Asamblea No Nuclear de Viedma vuelve a convocarse semanalmente contra la avanzada nacional para recurrir judicialmente la ley provincial que prohíbe la instalación de una planta atómica en el territorio rionegrino, sancionada a comienzos de septiembre del año pasado, casi por unanimidad. El diputado de Cambiemos, Sergio Wisky, es el rostro visible del avance nuclear y por esto la senadora, Magdalena Odarda, sostuvo que le gustaría “saber que negocios hay detrás de esta central para que se pretendan romper los principios republicanos”.

La avanzada del gobierno nacional, liderada por el mismísimo presidente, Mauricio Macri, para reactivar el proyecto de la instalación de una central nuclear de potencia, a partir de los acuerdos ratificados con la república popular China el año pasado, terminó por reactivar a los sectores que en Viedma se oponen férreamente a la iniciativa pero en otros lugares piden mas información antes de negarse.

Luego de una travesía a comienzos de mes por playas de la región, que llegó hasta la vecina provincia de Chubut luego de partir de El Cóndor, y de una conferencia de prensa días pasados, se emitió una convocatoria pública para la realización de una asamblea.

“Invitamos a toda la comunidad, vecinos y visitantes a participar de la Asamblea No Nuclear de Viedma con el fin de mantenernos informados y activos para seguir defendiendo nuestros derechos, la vida y el planeta de las ambiciones y necedad de los representantes que no quieren oír ni respetar al pueblo. Ninguna Central Nuclear. Ni acá ni en ningún lugar. Los esperamos los jueves a las 20 en la Catedral de Viedma”, cierra la convocatoria lanzada para cada jueves venidero.

La confirmación del diputado nacional de Cambiemos, Sergio Wisky, de avanzar judicialmente contra la ley provincial que prohíbe la instalación de una central nuclear de potencia en Río Negro, terminó por poner en alerta a quienes se oponen a la instalación de la planta atómica. Wisky puntualizó que aún, tomando en cuenta sí se realizará la presentación de inconstitucionalidad ante la Justicia federal o provincial, no está claro “sí la coalición de derechos es municipio con provincia o provincia con Nación”.

“Nos gustaría saber que negocios hay detrás de esta central para que se pretendan romper los principios republicanos”, afirmó la senadora, Magdalena Odarda, respecto al avance nacional.

El lugar del pretendido emplazamiento de la planta atómica, es Sierra Grande, donde meses atrás se realizó un plebiscito no vinculante, en el que participó menos del 25 por ciento del padrón y alrededor del 80 por ciento se expresó a favor del proyecto nuclear.