Guiño a Moyano: abren el concurso de OCA y el Gobierno le extendería el permiso postal

El Juzgado N°10 en la Civil y Comercial de Lomas de Zamora dispuso la apertura de la convocatoria de acreedores, un requisito necesario para que la Enacom y la AFIP la habiliten a operar

Por Mariano Gonzalez

l Gobierno no le quitaría la semana próxima el permiso postal a OCA, la empresa a la que Hugo Moyano considera casi propia, ni se quedarían 7000 camioneros en la calle, como se temía en la Casa Rosada.

Justo cuando la presión del sindicalista comenzaba a acentuarse, el Juzgado N° 10 en lo Civil y Comercial de Lomas de Zamora dispuso abrir el concurso de acreedores de la empresa postal privada, según confirmaron a LA NACION fuentes sindicales y empresarias del sector.

Esta decisión judicial sería decisiva para que el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) le prorróge a OCA una vez más la licencia para operar con correspondencia y paquetes de hasta 30 kilogramos. El permiso postal de la compañía que preside Patricio Farcuh, hoy distanciado de Moyano, vence la semana próxima.

Con el concurso abierto, Farcuh y Moyano esperan ahora un guiño de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) para que libere las cuentas embargadas y con ese dinero hacer frente a la deuda post concursal. Si todo se da así, la AFIP le habilitaría el certificado fiscal y, posteriormente, el Enacom extendería el permiso postal, como lo viene haciendo desde mayo pasado. LA NACION intentó hoy comunicarse con Miguel de Godoy, el jefe del Enacom, pero el funcionario está de viaje.

“Con la resolución del juzgado, la AFIP nos debería levantar los embargos, que alcanzarían unos 2000 millones de pesos”, dijo Farcuh a LA NACION.

La AFIP denunció hace tiempo penalmente a Farcuh por evasión de impuestos y le reclamó más de $ 4000 millones. Le exige retenciones no ingresadas o depositadas fuera del término legal correspondientes a Ganancias e IVA, además de la retención de aportes correspondientes al personal en relación de dependencia a lo largo de varios meses.

Moyano reconoce a veces en la intimidad la crisis que atraviesan algunos sectores en los que su gremio tiene marcada influencia. Sabe por ejemplo que ante el avance tecnológico no es viable hoy la industria postal tal como funciona desde hace décadas. Se resigna a que el aggiornamiento supone una caída en el empleo. O a una forzada reconversión. Apuntarían ahora a eso en OCA, donde se desempeñan 7000 afiliados camioneros.