La historia de Slobodan Praljak, el criminal de guerra que se suicidó en La Haya

Fue jefe militar de los croatas bosnios; el Tribunal Penal Internacional lo condenó a 20 años de cárcel, y él se mató

Por Mariano Gonzalez

Slobodan Praljak fue jefe militar de los croatas bosnios durante los años 1993 y 1995. Había sido condenado en 2013 y en primera instancia, a 20 años de cárcel por crímenes de guerra perpetrados contra musulmanes.

Hoy, el Tribunal Penal Internacional de La Haya ratificó la condena. Después de escucharla, Praljak gritó: “No soy un criminal de guerra. Me opongo a esta condena”. Entonces, tomó una botella de veneno y se mató. Tenía 72 años.

Praljak nació el 2 de enero de 1945 en Capljina, por entonces parte del estado independiente de Croacia, y hoy parte de Bosnia y Herzegovina. Su padre trabajaba en el servicio secreto yugoslavo.