Lunes 24 de Julio de 2017

  



PRECUPANTE - Martes 11 de Julio de 2017

Dos informes revelan la gravedad de la pobreza en la niñez

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia dijo que en algunas regiones del país, uno de cada dos chicos de entre 13 y 17 años es pobre. 


Imagen


Buenos Aires. Los estudios distintos, producidos uno por Unicef -organismo de Naciones Unidas- y otro por un observatorio de la Universidad Católica Argentina (UCA), confirman con datos estadísticos la gravedad de la pobreza en el país. El primero de ellos comprobó que sufren esa condición uno de cada dos adolescentes de entre 13 y 17 años en las regiones Noreste, Cuyo y Centro, mientras que el otro analizó la situación de todos los menores de 17 años de edad, incluyendo niños y niñas, y en ese caso los afectados son el 58% del total.

Ambos trabajos de investigación social fueron realizados con datos de 2016, y en el caso del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, cuya sigla en inglés es "Unicef", está basado en la Encuesta Permanente de Hogas (EPH) que realiza el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec)

La sede local del organismo internacional informó en el trabajo difundido ayer que la pobreza afecta a uno de cada tres habitantes del territorio nacional, pero que ese porcentaje se agrava en la franja que va de 13 a 17 años, particularmente en ciertas regiones.

Florence Bauer, representante de Unicef en Argentina, dijo que "la pobreza alcanza a uno de cada tres adolescentes en el sur" del territorio nacional, "pero afecta a uno de cada dos en el NEA (Noreste argentino), Cuyo y Centro".

Además, en las chicas de esa franja etaria hay un agravante debido a la maternidad temprana, ya que el 15 por ciento de los nacimientos en el país corresponden a madres adolescentes.

Existe incluso una hipótesis extremadamente más grave aún: según Bauer, cuando se analiza en detalle la cifra, se observa que unas 3000 chicas menores de 15 años dan a luz cada año, y por su edad, se presume que sus gestaciones han sido producto de abuso sexual.

 Más de 7 millones y medio

Por otra parte, un nuevo informe elaborado en el ámbito de la Universidad Católica Argentina (UCA) concluye en que "un 58,7 de los menores de 17 años durante 2016 no llegaron a cubrir algunas de sus seis necesidades básicas": alimentación, salud, vivienda, educación, condiciones de salubridad (agua, cloacas) y acceso a la información.

El trabajo lo realizó el Barómetro de la Deuda Social de esa institución educativa, y estima que la población afectada por tales carencias es de 7,6 millones de personas que transcurren las primeras etapas de su vida, ya sea la niñez o la adolescencia.

Según la coordinadora del trabajo, Ianina Tuñón, se trata de un estudio "multidimensional" basado en metodologías de investigación social desarrolladas por universidades de Bristol y Oxford, y también por Unicef (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia).

El informe detallado revela que "las privaciones en 2016 llegan al 15,4% en estimulación y educación; 18,8% en acceso a la información, 22,7% en acceso a la salud, 25,2% en vivienda, 17,8% en saneamiento y 8,7% en acceso a los alimentos".

Además, según Tuñón, "las brechas de desigualdad se incrementaron y se advierte, por ejemplo, un aumento de la brecha regresiva para los niños y niñas en el espacio informal de villas y asentamientos urbanos, respecto de los espacios urbanos formales de nivel medio alto".

Por otro lado, se demuestra que la Asignación Universal por Hijo (AUH) "resulta efectiva en la medida que se observa que en los hogares que la reciben se ha experimentado una disminución significativa de la pobreza en múltiples niveles", aunque eso no ha logrado achicar la brecha.

Fuente: Universidad Católica Argentina