Lunes 24 de Julio de 2017

  



ACTUALIDAD - Sabado 25 de Marzo de 2017

"Es hora de revertir la crisis educativa"


Por Julio CobosPor Julio Cobos


El sistema de evaluación Aprender es un diagnóstico de la situación que atraviesa la educación. Diagnóstico duro, desalentador, pero absolutamente necesario



Desde hace tiempo, Argentina enfrenta una profunda y compleja crisis educativa. El presidente Mauricio Macri, en su informe sobre los resultados de las evaluaciones educativas nacionales, lo confirma claramente; reconocerlo representa un paso muy importante. El sistema de evaluación Aprender es un diagnóstico de la situación que atraviesa la educación. Diagnóstico duro, desalentador, pero absolutamente necesario.

Los bajísimos niveles de calidad educativa nos obligan a replantear cuestiones de forma y de fondo. Debemos quebrar la inercia y revertir esta tendencia, hacer un verdadero cambio estructural para mejorar la calidad educativa. Muchas veces se habla en forma peyorativa de los contenidos. "Hay que hablar de competencias" dicen; es claro que esa es la meta, pero los contenidos son el medio necesario para alcanzarla. Comprender un texto implica fluidez de lectura, conocimiento de gramática y enciclopedia, es decir, conocimientos básicos de las distintas ciencias.

Lo mismo sucede con la incorporación de nuevas tecnológicas, que en algún punto es necesario su uso y su aprendizaje, ya que es parte de la realidad global, pero con esto no alcanza. La escuela debe enseñar a pensar. El desarrollo del pensamiento reflexivo posibilitó que generaciones que no usaban ni calculadora en la escuela hoy sean usuarios de las redes y de programas para su trabajo y su esparcimiento.

Mejorar la calidad educativa implica un compromiso de todas las partes: Estado, docentes, sindicatos, alumnos y padres. Si no se unifican objetivos o las partes funcionan en forma disonante con el resto, las mejoras cualitativas serán imposibles de alcanzar.