“Nunca perdí las esperanzas”, dijo el joven que llevaba 9 días perdido en el Tronador

Joaquín Santos Rodriguez tras su rescate del Tronador habló de la terrible experiencia. Los expertos dicen que se salvó por sus buenas decisiones. Racionó la comida y sólo ingería 250 gramos al día.

Por Redacción

“Estoy bien, nunca perdí las esperanzas”. Fueron las primeras palabras que Joaquín Santos Rodriguez pronunció en la Sala de Emergencias del hospital de Bariloche, después de permanecer 9 días perdido en lo profundo de la montaña, en el cerro Tronador. El joven fue sometido a un riguroso examen físico donde se determinó su estado de salud. Los doctores dejaron trascender que Santos se encuentra en buenas condiciones aunque con la secuelas lógicas producto de haber pasado casi una semana y media en una geografía dura y muy difícil y  con poco alimento.

Santos fue encontrado en los alrededores de la laguna Ilon. Había sido visto por última vez el sábado 6 cuando emprendía la marcha hacia un área conocida como Pampa Linda a unos 90 kilómetros de la ciudad lacustre.

Su aspecto mostraba las consecuencias de haber soportado el rigor típico que imponen las altas cumbres en la Patagonia. Sus ojos mostraban profundas ojeras, apenas podía mover los labios y su cuerpo revela que perdió muchos kilos de peso en la odisea.

Cerca de 90 rescatistas y colaboradores participaron de la búsqueda de Santos. A pesar de que mantenían la moral alta, desde la Comisión de Auxilio especulaban con que Santos había sufrido un grave accidente.

Su familia había denunciado que su hijo, que estaba de excursión en Bariolche, visitó el Cerro Tronador, y estaba desaparecido.

La última vez que Santos había sido visto fue cuando descendía desde la laguna Ilon hacia el área conocida como Pampa Linda. El domingo 7 tenía reservado un transfer que lo devolvería a Bariloche donde lo esperaba su familia con la que estaba de vacaciones pero nunca regresó a tiempo.

Durante una semana y media se utilizaron los servicios de rescate, montañistas conocedores de estas rutas siempre complejas, perros entrenados con guías, un helicóptero, buzos y especialistas en kayakistas que sondearon los ríos de las cercanías y hasta drones para obtener mejores perspectivas. Ninguna actividad resultó positiva.

La hipótesis más fuerte según publica Clarín, era que lamentablemente Joaquín “había sufrido algún tipo de incidente de gravedad que no le ha permitido llegar a Pampa Linda ni a estar cercano al sendero habitual”, indicaron en un comunicado desde la Comisión de Auxilio apenas unas horas antes de que fuera encontrado.

Los rescatistas desplegaron un enorme operativo por toda el área del Tronador como pocas veces se ha visto en la Cordillera en los últimos años. Según informaron recorrieron “desde la zona del Lago Mascardi, pasando por laguna Azul, filo del cerro cristales, Laguna Creton, Azul, Cerro Capitan, Punta negra y Refugio Meiling”. Una gran travesía por bellos lugares.

Santos Rodriguez es programador de computadoras. Llegó el 5 de enero a Bariloche para pasar unas vacaciones junto a su familia en la zona. Salió solo hacia el área del Tronador para hacer caminatas en una geografía imponente pero que por estos días atraviesa días cálidos. Según trascendió, Santos tenía alguna experiencia en este tipo de travesías. Sin embargo, no se inscribió en el Registro de Trekking del Parque Nacional Nahuel Huapi. Los especialistas les recomiendan especialmente a quienes pretenden hacer estas caminatas no ir solos.