Paro bancario: En rechazo al proyecto de modificación del régimen jubilatorio

El paquete de leyes que envió María Eugenia Vidal para cerrar el año legislativo provocó la primera reacción, pero fuera del Parlamento: los empleados del Banco Provincia anunciaron un paro de actividades en todas las sucursales, a partir de este jueves, en rechazo al proyecto de modificación del régimen jubilatorio.

Por Mariano Gonzalez

La reforma previsional para los empleados bancarios contempla una aumento de la edad para el retiro y una nueva fórmula para calcular el beneficio que reduciría los porcentajes del beneficio que cobran los jubilados.

La Asociación Bancaria anunció que la medida del jueves -que llega en medio del momento de mayor actividad bancaria por el fin de año y las Fiestas- será solo el comienzo. “No podemos garantizar el normal funcionamiento del banco en diciembre”, adelantó el delegado de la seccional platense, Federico Bach.

El Gobierno pretende achicar con esta reforma el déficit de la caja de retiro que asciende a casi 5 mil millones de pesos anuales y que se pagan con fondos de la Provincia. La relación actual de aportantes y beneficiarios es una de las claves del rojo: en el Bapro trabajan 10.550 agentes y los jubilados son 16.000. “El sistema así es inviable”, dijeron en el gobierno. Y anticiparon que en 2018 el desequilibrio sería de 6.800 millones. La iniciativa oficial plantea un aumento en la edad para acceder a la jubilación, que hoy va de los 57 a los 60 años, y que pasará a los 65.

La aplicación de la nueva edad mínima se realizará gradualmente con la siguiente escala: sesenta y un (61) años de edad en los años 2020 y 2021, sesenta y dos (62) años de edad en los años 2022 y 2023, sesenta y tres (63) años de edad en los años 2024 y 2025, sesenta y cuatro (64) años de edad en los años 2026 y 2027, sesenta y cinco (65) años de edad a partir del año 2028.

Esta mañana también hubo una protesta de estatales que rechazan cualquier modificación al actual régimen de funcionamiento del IPS. Convocados por los sectores vinculados a la CTA, UPCN y sindicatos que pertenecen a la CGT, miles de trabajadores se concentraron frente a la sede de la entidad, en 47 entre 5 y 6, para un “abrazo” al instituto previsional.

Se oponen a una eventual reforma que armonice el sistema bonaerense con el de Anses. En la marcha también se escucharon planteos contra el cambio en el método de cálculo de las jubilaciones que debate el Congreso y a la reforma laboral.