Un Periodista de Catriel denunció que la Policía lo detuvo y le propinó una brutal golpiza

La víctima del ataque, Elio Carrasco, explicó a través de sus redes sociales que el domingo alrededor de las 6.20 de la madrugada se encontraba con sus amigos bajando de un auto estacionado cuando una camioneta de la Policía de Catriel paró al lado de su vehículo.

Por Redacción

Un periodista oriundo de Catriel denunció que efectivos policiales lo detuvieron sin justificación y le propinaron una brutal golpiza. El hecho ocurrió el fin de semana pasado, cuando el joven se bajaba de un auto junto a dos amigos. La Fiscalía de Cipolletti ordenó el secuestro del libro de guardias y de detenidos de la comisaría donde fue alojado y solicitó un informe a las autoridades policiales para explicar el motivo de la detención.

La víctima del ataque, Elio Carrasco, explicó a través de sus redes sociales que el domingo alrededor de las 6.20 de la madrugada se encontraba con sus amigos bajando de un auto estacionado sobre la colectora de Avenida Mosconi cuando una camioneta de la Policía de Catriel paró al lado de su vehículo.

“Bajaron unos cuatro o cinco oficiales que increparon de muy mala manera al conductor. Pidieron que nos identificáramos, lo hicimos. Cuando manifesté educadamente que no estábamos haciendo nada que infrinja la ley y que por mi oficio actual como comunicador en el diario digital VientoSur Noticias tenía contacto regular con el comisario Erik Henríquez, el único efectivo que se identificó como oficial Flores lo interpretó como una provocación. Me dijeron, en textuales palabras: Qué te haces el abogado y el periodista”, relató el joven.

Segundos después, el personal le pidió que se bajara del auto, por lo que Carrasco inició una grabación de audio con su celular para dejar constancia de lo que estaba ocurriendo.

Al respecto, detalló: “Cuando abrí la puerta me bajaron a los empujones, me pusieron contra la camioneta, me cachearon en busca de mi celular, que había escondido en mi calzoncillo largo y se deslizó sin querer hacia la pierna, por lo que no lograron encontrarlo. Me golpearon en los pies, en las costillas, me redujeron violentamente sin que oponga resistencia, me tiraron al suelo, me pusieron una bota en la garganta aplicando presión hasta casi asfixiarme mientras me pedían el celular”.

Carrasco se negó a entregar el dispositivo y fue en ese momento en el que sintió golpes en la cara; boca, pómulo y ojo derecho. “No sé si con el pie o con las manos. Me levantaron, dejaron ir a mis dos amigos y a mi e llevaron detenido por supuesto disturbio en la vía pública y resistencia a la autoridad. Me tuvieron detenido desde las 6.30 hasta las 13. Durante ese tiempo nunca me revisó un médico policial ni tampoco me dieron agua y comida, tampoco me dejaron comunicarme con mi familia o algún asesor legal”, sentenció.

Por su parte, el periodista mencionó que solicitó hablar con el comisario Erik Henríquez en reiteradas ocasiones, pero que las respuestas sólo fueron “provocaciones verbales”, las cuales quedaron registradas en un video que capturó con su celular y que ya fueron presentadas en la fiscalía cipoleña.

Tras la denuncia, fuentes judiciales confirmaron que se secuestró el libro de guardias y el libro de detenidos de la comisaría de Catriel, se solicitó un informe en el que las autoridades policiales expliquen el motivo de la detención y recibieron las evidencias documentales –fotos y audios- que aportó el denunciante.

Fuente: LMC