Pesatti: “El Plan Castello cambiará el futuro de la provincia”

Pesatti quiere ser recordado como el vicegobernador que estuvo a la altura de las circunstancias. Anticipa que este será un año de oportunidades y de integración con el desarrollo del Plan Castello y el mal año electoral es una cuestion superada.

Por Redacción

El vicegobernador rionegrino hizo un balance del año legislativo e iniciado el 2018 habló de su futuro y de lo que se viene para este año.

El vicegobernador Pedro Pesatti afirmó que las derrotas electorales que sufrió Juntos Somos Río Negro son una cuestión superada y que entiende que se trató de “un contexto desfavorable en todo sentido. Una fuerte polarización de las elecciones, sumado al impacto negativo en torno a la posibilidad de que se construyera una central nuclear”.

Dijo que “estos dos años que restan de gestión estarán abocados a construir un vínculo con los rionegrinos de cara a las elecciones del 2019”.

No hizo proyecciones de su futuro o al menos prefirió no aventurarse con su futuro político en lo que a candidaturas se refiere.

“Yo creo que debo trabajar para acompañar a Weretilneck y ser recordado como el vicegobernador que estuvo a la altura de las circunstancias. Me asignaron la tarea que estipula la Constitución; trabajar, administrar, y reemplazar al gobernador cuando se va de viaje. Soy su principal colaborador y es lo que voy a hacer hasta el último minuto”, sostuvo Pesatti quien aclaró que lo importante es “ser útil a la comunidad” más allá de los cargos ejecutivos que se puedan ocupar.

Ante la insistencia de que muchos lo mencionan como el sucesor de Weretilneck afirmó con firmeza, “no me veo probándome el traje a gobernador”.

Pesatti asegura que siempre fue un hombre peronista y por eso muchas veces no acordó con las ideas que se trasladaron a través del Partido Justicialista o del Frente para la Victoria. Sin embargo asegura que muchas veces peronismo y PJ terminaron siendo más antónimos que sinónimos. Un ejemplo claro lo dejó el menemismo, según dijo, con la privatización de empresas públicas o la destrucción de la economía.

“Mi pensamiento es el que tuve toda la vida, creo que el peronismo son ideas universales, son las que buscan justicia social, igualdad, solidaridad, que es la base que hoy constituye Juntos Somos Río Negro”, enfatizó.

Hoy la mirada del vicegobernador que se confiesa un obsesivo a la planificación está puesta en el Plan Castello. “En febrero licitaremos las primeras obras. Si Dios quiere ingresaremos en una segunda etapa para tomar los capitales por 180 millones de dólares y si lo podemos concretar, habremos cerrado completamente las expectativas. No hay duda que será el plan de obras más grande de la provincia”, explicó.

“El Plan Castello cambiará el futuro de la provincia. No sólo desde lo conceptual sino también desde lo económico y desde la integración. Y es por eso que lleva el nombre del primer gobernador de la provincia, quien justamente le dio una visión distinta a este territorio”.

Para el vicegobernador este será un logro que se verá en un corto plazo. Y recordó que serán recursos que estarán directamente relacionados con la obra pública y no se girarán para pagar sueldos o gastos corrientes.

“Son 300 millones de dólares que estarán auditados, ya está establecido por ley. Todo es seguido por una comisión mixta con participación del parlamento tanto del oficialismo como de la oposición, que será la que determina la prioridad y la ejecución de las obras”.

En este sentido recordó que la oposición tendrá un papel preponderante ya que también participarán en la determinación de las obras. “Será a partir de la construcción de consensos en el propio parlamento”, remarcó.

Explicó que a excepción del intendente Martín Soria, el 99 por ciento de los intendentes lo respaldan porque involucra recursos para las comunas y las comisiones de fomento de todo el territorio rionegrino.

El vicegobernador confía en que “este año que hemos iniciado será un año de oportunidades y de integración”.

Pesatti volvió a resaltar la figura de Alberto Weretilneck al sostener que es un hombre de la política que siempre buscó la integración, y el plan Castello es un reflejo de ello.

“Comprende a todos por igual y cuando hay una crítica no hay una medida de adoctrinamiento para los jefes comunales o comisionados de fomento. Hay que abonar este camino porque nos asegura fortaleza institucional para vencer las dificultades, aún más en los tiempos difíciles”, sostuvo el vicegobernador.