Pesatti participó del homenaje al ex presidente Arturo Frondizi en Bariloche

Pedro Pesatti participó en San Carlos de Bariloche del homenaje a Arturo Frondizi en conmemoración del 60º aniversario de su elección como Presidente de la Nación.

Por Redacción

La provincia de Río Negro rindió un merecido homenaje al ex presidente Arturo Frondizi, un demócráta que privilegió los intereses del país por sobre cuestiones partidarias, defendió la institucionalidad de la república ante golpistas y conspiradores, y activó a diversos sectores claves de nuestra matriz productiva.

El vicegobernador de Rio Negro Pedro Pesatti participó en San Carlos de Bariloche del homenaje a Arturo Frondizi en conmemoración del 60º aniversario de su elección como Presidente de la Nación.

El acto contó con la exposición del doctor en Historia, Edgardo Cardone. Luego se denominó oficialmente con el nombre de Frondizi a la ruta 77, conocida como Circuito Chico en cumplimiento de la ley provincial 5198.

Pesatti: “Tras el acto inauguramos la cartelería que impone su nombre al sector barilochense conocido como Circuito Chico y además descubrimos un cartel en el hotel Tunquelén que hace referencia a la estadía de Frondizi en el lugar”.

En la ocasión el vicegobernador se reunió con familiares del ex Presidente y con la ex vicegobernadora de Buenos Aires, Elva Roulet. Roulet le entrego un presente a Pesatti, se trata de un ejemplar de su libro “La nueva Capital”.

En ese contexto El profesor Pesatti y la escritora conversaron sobre la iniciativa del ex presidente Raúl Alfonsín de trasladar la capital del país al  Valle Inferior y coincidieron en que se trató de una iniciativa que intentó transformar al país.

Estuvo también la senadora nacional Silvina García Larraburu.

Arturo Frondizi

Fue electo presidente en 1958 y su gestión fue interrumpida por un golpe cívico militar en 1962. Frondizi no cedió al pedido de abandonar formalmente el mandato otorgado por el pueblo argentino. “No renunciaré, no me suicidaré, no me iré del país”, les dijo a sus captores.

Esto le significó una detención mayor a un año. Algo más de cuatro meses de ese lapso los pasó en el hotel Tunkelén, de San Carlos de Bariloche, de marzo a junio de 1963. Previamente, pasó sus días de encierro en la isla Martín García a la que el ex-mandatario llamaba “isla YPF”, porque por razones vinculadas a la política hidrocarburífera allí estuvieron presos Yrigoyen, Perón y Frondizi.