Pesatti y Weretilneck se reunieron con la dirigencia de Juntos

Se realizó el martes la reunión de la dirigencia de Juntos Somos Río Negro (JSRN) que presidió el gobernador y titular del partido Alberto Weretilneck. Fortaleza, unidad, y consolidación de la identidad partidaria fueron las premisas para reencauzar el camino.

Por Mariano Gonzalez

La capital rionegrina fue la ciudad elegida en esta oportunidad para la reunión a la que convocó el partido provincial Juntos Somos Río Negro. Para despejar sospechas de ruptura el gobernador Weretilneck fue quien tomó la palabra con un discurso que conciliador de las diferencias internas. Convocó en varias ocasiones a la unidad y a la militancia.

La intención era analizar la situación partidaria y plantear junto a unos 50 dirigentes las acciones a seguir en el corto y mediano plazo. Integrantes de la Mesa de Conducción partidaria, Intendentes, legisladores, y miembros del gabinete fueron de la partida.

El Partido, sus legisladores e Intendentes renovaron el compromiso de seguir siendo el apoyo político de la gestión, que se verá fortalecida por el plan de obras previsto para el año próximo.

Se destacó además la cohesión interna del bloque de legisladores, que ha permitido avanzar en leyes clave para la Provincia, incluso con la capacidad de generar las adhesiones de parlamentarios de otras fuerzas políticas que en definitiva votan divididas.

Cuando llegó el momento de la autocrítica, nuevamente recayó en el resultado electoral de agosto en las PASO, y la posterior deserción de JSRN para las generales. A juicio de Weretilneck, “fue lo más negativo que nos ocurrió este año”, sin ahondar más allá, estableció que “eso ya no forma parte de la agenda política de la provincia”. Tampoco se analizaron las razones de la derrota.

“Para algunos es solamente un recuerdo”, juzgó, y luego se rehízo al afirmar que “nosotros somos gobierno y tenemos que encolumnarnos, deponer rencillas, porque tenemos un proyecto”.

En cuanto a definiciones de lo que vendrá lo más sustancial en boca del mandatario fue un “no somos Cambiemos y no somos Cristina. No tenemos otro acercamiento con el Gobierno nacional que no sea el de las buenas relaciones institucionales, no hay nada más que eso”, aseguró.

Luego y casi en tono de arenga, Weretilneck consideró que “nos espera un año formidable con el Plan Castello” e instó a trabajar y que “el trabajo se note”, y a “recuperar la juventud” militante del partido con la que el gobernador considera estar en deuda.

El vicegobernador, Pedro Pesatti, refrendó las palabras de Weretilneck y sobre el final del encuentro el legislador Facundo López anunció la reunión de la Mesa Ejecutiva en coincidencia con la inauguración de la Casa de la Militancia en Viedma el 21 de diciembre.

El mensaje que se llevará a la militancia en cada una de las ciudades es claro: fortaleza y tranquilidad, con la decisión de trabajar en cada pueblo en la generación de espacios de trabajo político y debate, generando la referencia partidaria para que los simpatizantes de Juntos tengan su lugar.