Salta: 15 años de prisión al ex juez Ricardo Lona por el secuestro y desaparición del ex gobernador Miguel Ragone

Miguel Ragone fué electo Gobernador de Salta el 11 de marzo de 1973. El mismo día, pero de 1976,  fue secuestrado al salir de su domicilio para dirigirse a su trabajo. En un intento por eliminar a los testigos, los captores balearon a Margarita de Leal, una transeúnte, que sobrevivió, y a Santiago Arredes, un… Ver artículo

Por Redacción

Miguel Ragone fué electo Gobernador de Salta el 11 de marzo de 1973. El mismo día, pero de 1976,  fue secuestrado al salir de su domicilio para dirigirse a su trabajo. En un intento por eliminar a los testigos, los captores balearon a Margarita de Leal, una transeúnte, que sobrevivió, y a Santiago Arredes, un vecino, que murió.

Miguel Ragone, fue el único Gobernador desaparecido de la Argentina.

El Tribunal Oral Federal (TOF) en lo Criminal Nº 2 de Salta condenó ayer al ex juez federal Ricardo Lona a 15 años de prisión por el secuestro y muerte del exgobernador Miguel Ragone, en un fallo que tuvo disidencias que llamaron la atención.
Se dispuso que Lona no irá a la cárcel hasta que la sentencia quede firme y la lectura de los fundamentos se realizará el 8 de octubre a las 14.
El veredicto se escuchó poco después de las 17 en el desbordado Salón de Grandes Juicios de Ciudad Judicial. La jornada culminó con un clima tenso, que incluyó gritos y empujones.
El TOF consideró a Lona “partícipe secundario del delito de homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas en perjuicio de Miguel Ragone”. También se lo consideró responsable de encubrimiento del homicidio de Santiago Arredes, el almacenero del barrio que recibió un disparo cuando los captores se llevaban al exgobernador.
En la causa también se contemplaba la tentativa de homicidio a Margarita Martínez de Leal, que trabajaba en una oficina de la zona y resultó herida durante el secuestro.

El TOF estuvo constituido por Gabriela Elisa Catalano, Juan Carlos Reynaga y el presidente, Gabriel Eduardo Casas, quien pretendía que la pena para Ricardo Lona fuera de seis años, más una multa de 4 mil pesos e inhabilitación perpetua.

El secuestro

A Ragone se lo llevó una patota parapolicial pasadas las ocho de la mañana del 11 de marzo de 1976 de la calle Del Milagro al 100, en la zona del monumento a Güemes, cuando salía de la que entonces era su casa.
Los secuestradores, miembros del Ejército y de la Policía de Salta, además mataron al comerciante e hirieron a Margarita Martínez de Leal.

“Es un juicio histórico”, dijo Nora Leonard, referente de la organización de derechos humanos Lucrecia Barquet. Sin embargo, la planificación de la Justicia Federal no estuvo a la altura de las circunstancias y hubo un desborde a la hora de la sentencia.
El fallo se leyó pasadas las 17, cuando los familiares de Lona y de Ragone aún no habían conseguido ingresar a la sala de audiencias.
La prensa no pudo registrar el momento ni desarrollar su trabajo con las garantías necesarias por el desorden que se generó en la sala y por la cantidad de gente.
Familiares y amigos de Lona, incluido el exgobernador Hernán Hipólito Cornejo, habían ocupado la mitad de la sala y los familiares de las víctimas del terrorismo de Estado, la otra mitad.