Silva: «Aunque hagan medidas de fuerza, no podemos ofrecer algo difícil de pagar»

Esta semana el gremio docente estar afrente a frente con el gobierno provincial. Ya adelantaron los docentes no aceptaran el 15% y que para empezar a negociar deberán incluir la clausula gatillo. La ministra Silva dijo que no pueden.

Por Redacción

A pesar del pataleo del gremio docente UNTER la ministra de Educación, Mónica Silva, en conversación con este medio dijo que el gobierno no pudo adelantar la convocatoria a paritaria salarial y que finalmente será el martes 27 de febrero.

Consultada por el planteo de UNTER y las críticas esgrimidas por el sector docente, sostuvo que “el gremio sabe lo que podemos y no podemos. Lo que no podemos, no lo podemos, aunque hagan medidas de fuerza”.

La ministra detalló que no fue factible adelantar el encuentro paritario ya que en la semana participó en diferentes ciudades rionegrinas de la asamblea de titularización de cargos de talleres en escuela técnicas, cerrando la misma en Bariloche con el Programa Compromiso junto a autoridades nacionales y luego en El Bolsón.

“Somos un gobierno previsible, pagamos los salarios dentro de lo posible, somos la cuarta provincia en nivel salarial. El gremio sabe lo que podemos y no podemos. Lo que no podemos, no lo podemos aunque hagan medidas de fuerza”, detalló la titular de la cartera educativa.

También señaló que un conflicto en el inicio del ciclo lectivo afectaría a todo el conjunto, pero en especial a los niños y niñas que concurren a las escuelas públicas rionegrinas e insistivo con que apelar medidas de fuerza “no es una buena política gremial”.

También consideró que hay aguardar la reunión de los gremios docentes nacionales, entre ellos CTERA, con el gobierno nacional, en lo que definió como una “disputa política”, por los cambios decretados por el gobierno macrista en la representación del sindicato mayoritario y el resto de los actores gremiales, que todos quedaron con un solo representante en la mesa. Agregó además que esta disputa podría “influir en el resto de las jurisdicciones”, incluida Río Negro.