Silvina Garcia Larraburu le dijo no a Cristina y se fue con Pichetto

Las bancas de Pichetto y Garcia Larraburu deben renovarse en el 2019. Se habla por estos días que Pichetto y el Gobernador Alberto Weretilneck podrían confluir en un espacio común, cercano a Cambiemos.

Por Redacción

A pesar del rechazo electoral en Río Negro, Pichetto sigue siendo el dirigente más influyente dentro del Partido Justicialista provincial y se encargo de que no queden dudas.

Su incondicional apoyo a las iniciativas más polémicas del macrismo, aun cuando se contradicen con los postulados que defendió durante doce años, no despierta demasiadas voces criticas dentro de la dirigencia partidaria rionegrina. La mayoría no se atreve a polemizar con el senador ni siquiera para salir en defensa de la ex presidenta Cristina Fernández.

En el momento en el que el Senador Pichetto votaba a favor del brutal ajuste a los ingresos de los jubilados, pensionados, y beneficiarios de Asignación Universal por Hijos, la senadora Silvina Garcia Larraburu votaba en contra. De allí se podía deducir que la dirigente barilochense priorizaría la lealtad hacia el proyecto que encarna la ex presidenta. No sucedió.

Pichetto decidió no compartir el espacio con Cristina y conformó el Bloque Justicialista -parte del Interbloque Argentina Federal- integrado por los senadores que priorizan mantener un buen diálogo con el gobierno nacional y votarle las iniciativas que proponga. Una especie de neo oficialismo, muy lejos del papel de oposición que el electorado le confió al Frente para la Victoria. Silvina Garcia Larraburu, contra todos los pronósticos se fue con Pichetto.

Las bancas de Pichetto y Garcia Larraburu deben renovarse en el 2019. Se habla por estos días que Pichetto y el Gobernador Alberto Weretilneck podrían confluir en un espacio común, cercano a Cambiemos. Y también que los dos aspiran a la misma candidatura.

La situación más compleja la vive el Frente para la Victoria de Río Negro, que mantiene el nombre pero no se anima a romper lazos con el Pichettismo. Y eso genera confusión en gran parte del electorado rionegrino que sigue teniendo una fuerte identificación con la figura de Cristina Fernández de Kirchner. El 2019 está demasiado cerca y la lucha por la gobernación requerirá seguramente de algunas definiciones.