Tarifazos: Un combo fatal donde ganan los amigos del oficialismo

Por
Las facturas de servicios no se pueden pagar con sueldos actuales y la inflación marca aún mas la pobreza.

Los efectos de los tarifazos que viene aplicando la administración del presidente Mauricio Macri estallaron en la opinión pública en los últimos días con una virulencia que hasta integrantes de la alianza gobernante como Ricardo Alfonsín por parte de los radicales y Elisa Carrió que ya no sabemos a que espacio representa se vieron obligados a unirse al clamor popular que dice -incluso entre los votantes de Cambiemos- que se les está yendo la mano.

Las facturas ya son impagables y la inflación desbocada marca innumerables quejas a través de las redes sociales. El creciente malhumor social se percibe en las calles y por supuesto, que “la herencia” recibida es la gran excusa utilizada por el macrismo para justificar una política energética destinada a garantizar la alta rentabilidad de las empresas del sector. Sin embargo, las tarifas ya están dejando de ser justas y razonables, y se torna evidente que el camino tomado es el más nocivo para la economía en general y para todos los argentinos.

Hay varias Universidades que emitieron tras meses de análisis, informes con números terribles. El informe del CIPPEC habla de la cartera de Aranguren y asegura que esta tiene un costo anual adicional de aproximadamente 600 millones de dólares. El estudio indica que en los próximos años, la cuenta llegará a 2.700 millones de dólares extras que saldrá de nuestro bolsillo como usuarios. Dice el informe, “los consumidores son quienes se van a hacer cargo de estos costos, independientemente de si consumen en el pico de demanda”, y advierten los profesionales universitarios en el documento del CIPPEC que, “este tipo de contratos se transforman en hipotecas muy caras a pagar”.

Las facturas de servicios no se pueden pagar con sueldos actuales y la inflación marca aún mas la pobreza. A la política de reducción de subsidios a los usuarios, junto con el incremento del valor de la energía en dólares, se sumó la contratación de generación eléctrica a altísimos precios que generan sobrecostos millonarios para los próximos años que deberemos afrontar. Servicios. Un combo fatal donde solo ganan los empresarios vinculados a la alianza gobernante.