Tras las críticas de Pichetto, Rossi salio al cruce “Pichetto aporta a la fortaleza del oficialismo”

“Al oficialismo no le gusta el tipo de oposición que nosotros hacemos” había advertido Cristina, al tiempo que sostuvo que “voy a discutir todo porque para eso me votaron”.

Por Redacción

El presidente de la bancada del FpV-PJ en la Cámara Baja sostuvo que “los opositores no tienen que ser oficialistas, no corresponde por el contrato electoral”. De esta forma respondió los dichos del senador rionegrino, quien había señalado en relación a Cristina Kirchner y a los diputados del FpV que “el bloqueo es la negación del Congreso, obliga al gobierno a recurrir a instrumentos como el DNU”.

En un reportaje al Diario La Nación, el presidente del Interbloque Argentina Federal de la Cámara Alta, Miguel Pichetto, criticó a la senadora Cristina Fernández y a los diputados de la oposición acusándolos de intentar generar un bloqueo institucional. Pichetto enfatizó que “el bloqueo es la negación del Congreso”.

“Cuando uno alienta el incendio de la pradera, lo más probable es que cambien los vientos y se queme uno mismo” sostuvo Pichetto en un fragmento de la entrevista mientras criticaba el rol de la “otra” oposición al gobierno de Macri.

Por su parte, el presidente del boque del FpV de la Cámara de Diputados, Agustín Rossi, le contestó diciendo que Pichetto “cree que ser oposición responsable es hacer seguidismo oficialista. Ser oposición es tratar desde la representación nacional de decirle al gobierno que se está equivocando”

“Lo que hace Pichetto es aportar a la fortaleza del oficialismo en desmedro de la construcción de una oposición fuerte”. Para el diputado santafecino, “los opositores no tienen que ser oficialistas. Que los presidentes de los bloques opositores apoyen al Gobierno no corresponde con el contrato electoral”, sentenció.

En un fin de año con un alto voltaje político, no solo las discusiones pasaron ente el oficialismo y la oposición, sino que, con la llegada de Cristina Fernández al Senado, los modelos de oposición comenzaron a ser diversos y visiblemente opuestos. En su primera sesión como senadora, la ex presidenta había sentenciado que “es notable como el oficialismo dice qué oposición quiere”, buscan “oposiciones de diseño” y se enojan cuando no lo logran.

“Al oficialismo no le gusta el tipo de oposición que nosotros hacemos” había advertido Cristina, al tiempo que sostuvo que “voy a discutir todo porque para eso me votaron”.

En la misma línea, Rossi retomó el guante y sostuvo que “si todos seríamos como Pichetto, ¿quién defiende a los jubilados, a los trabajadores? Somos severos ideológicamente porque no compartimos la mirada política, económica, sobre los derechos humanos y lo tratamos de expresar”.

Rossi agregó que “hay que definir cuál es la vocación de poder que cada uno tiene. Yo mantengo la vocación nacional y popular, cuyo objetivo es volver al poder en el 2019 para gobernar para el pueblo”.

En relación a la oposición de Pichetto, y de varios sectores del PJ alineados al gobierno, sostuvo que “nosotros queremos darle a los argentinos una alternativa en el 2019. Queremos competir con el gobierno Macri y Lejos estamos de ser una oposición testimonial”.

Para Rossi, “dar testimonio, defender las cosas que a veces no son políticamente correctas, es un valor, es como defender ideas, valores y convicciones”.