Wisky y Matzen ni siquiera ensayaron una explicación pública al acompañar al polémico ajuste

Tres de los cinco diputados rionegrinos votaron en contra del ajuste previsional, mientras que los dos representantes de Cambiemos votaron de forma positiva. María Emilia Soria, Martín Doñate y Silvia Horne, argumentaron su posición en la maratónica sesión. Sergio Wisky y Lorena Matzen, pasaron inadvertidos y ni siquiera ensayaron una explicación pública.

Por Redacción

Los cinco diputados nacionales rionegrinos, tres de la oposición y dos del oficialismo, votaron previsiblemente el proyecto de ajuste en las jubilaciones del gobierno de Mauricio Macri. Sin embargo, al inicio de la sesión cuando María Emilia Soria, pidió una cuestión de privilegio en donde apuntó principalmente a los gobernadores del PJ que apoyaron la iniciativa, a quienes trató de prostitutas de Macri fue la frase de mayor trascendencia mediática.

“Me da vergüenza que hoy hayan arrastrado a gobernadores justicialistas a sentarlos ahí a sacarse una foto”, arrancó Soria, y prosiguió: “me da vergüenza que esos gobernadores se digan peronistas; no son peronistas son prostitutas de Macri”. “Vinieron acá y dieron los votos de sus jubilados a cambio de que Macri no incendie cada una de esas provincias. Eso es coerción, es afectar el federalismo, afectar las autonomías de las provincias”, denunció.

Luego, pasadas las tres de la mañana, la diputada del FpV-PJ, pidió “perdón a las trabajadoras sexuales por compararlas con diputados, senadores y gobernadores, que rodeados de privilegios, eligen el interés mezquino del dinero antes que la dignidad del pueblo que confió en ellos”.

Silvia Horne, del Movimiento Evita, también al comienzo cuando se plantearon las cuestiones de privilegio anticipó su rechazo al proyecto del Poder Ejecutivo.

“Esta Ley es un verdadero asalto a la ilusión de millones de trabajadores jubilados, de chicos que comen gracias a la AUH, de héroes de Malvinas que fueron dignificados por una merecida pensión y de trabajadores que piensan en jubilarse en los próximos años”, expresó.

Por su parte, el diputado, Martín Doñate, consideró que la autoría de la norma no solo pertenece a Macri, sino también al senador rionegrino, Miguel Pichetto.

Doñate advirtió en el recinto que “le están robando mil pesos mensuales a cada jubilado rionegrino, el senador Pichetto sabe muy bien de quienes hablo. Alguna vez los debe haber mirado a los ojos pidiéndoles el voto… yo no sé si va a poder volver a hacerlo”, argumentó.

Doñate indicó que “a esos jubilados que además de sufrir el aumento de los alimentos, de los medicamentos, el corte de PAMI, es un robo que se va a transformar en una verdadera tragedia previsional.

Los dos diputados de Cambiemos, Sergio Wisky y Lorena Matzen, pasaron desapercibidos en el debate, y ni siquiera hicieron pública su postura ante la trascendental toma de posición que realizaron con su voto a favor del proyecto del Poder Ejecutivo.

Wisky dijo que se trata de una buena ley, que está atada a muchas otras. Ayuda al presupuesto y a la sustentabilidad. No es una reforma de todo el sistema previsional sino una reforma de 2 o 3 puntos”, expresó.

Lorena Matzen, no hizo uso de su palabra en el recinto pero votó a favor de la propuesta oficialista. “Desde el día uno, han querido generar caos y miedo. El pueblo lo sabe. La violencia nunca es el camino. Manifestarse sí, eso es democracia. Romper todo, no”, expresó en su cuenta de Twitter.