RIO NEGRO: El PJ de la Provincia repudia la persecución política al legislador Barreno

“El llamado a audiencia para formulación de cargos contra Pablo Barreno y otros referentes de los judiciales en una causa que inició la propia ex presidenta del Superior Tribunal de Justicia, Liliana Piccinini, no es más que una demostración de la impunidad y la soberbia con que las máximas autoridades de ese poder se desenvuelven… Ver artículo

Por Redactor I

“El llamado a audiencia para formulación de cargos contra Pablo Barreno y otros referentes de los judiciales en una causa que inició la propia ex presidenta del Superior Tribunal de Justicia, Liliana Piccinini, no es más que una demostración de la impunidad y la soberbia con que las máximas autoridades de ese poder se desenvuelven en el ejercicio de su rol”, manifestó la presidenta del Partido, María Alejandra Mas.

De esta manera, el Justicialismo de Río Negro repudia la decisión del Poder Judicial de la Provincia, quienes entienden que se esta llevando adelante “una clara acción persecutoria” en contra del legislador Pablo, por el solo hecho de defender los derechos y la salud de los trabajadores del gremio Sitrajur según el comunicado oficial del PJ.

La elevación de cargos argumenta que el actual legislador provincial ingreso al edificio del poder judicial a supervisar las condiciones de salubridad de los empleados, según la imputación de la fiscal Maricel Viotti Zilli, en el mes de mayo del año pasado.

Mas expresó “su preocupación por la intolerancia de quien era el año pasado presidenta del STJ, la persecución contra un dirigente político y sindical y la obsecuencia e ineptitud de la fiscal que prosigue esta causa que debería haber sido rechazada in límine, y sólo sigue vigente porque la denunciante es ni más ni menos que quien ejercía el máximo cargo en el Poder Judicial”.

Finalmente, la presidenta del Partido Justicialista en Río Negro, Alejandra Mas, pidió que “todo el arco político y gremial de la provincia exprese su rechazo a esta acción de persecución y hostigamiento por parte del Poder Judicial hacia quien ejerce la labor de representar a sus compañeros en el Sindicato y a la población en la Legislatura y, por ello, termina siendo objeto de una causa completamente insólita e irracional, que pone en riesgo la institucionalidad, los valores republicanos y democráticos y la sana convivencia de la sociedad rionegrina”.