RIO NEGRO: “Dónde estaba Pica cuando el neoliberalismo dejó cientos de trabajadores en la calle”

Los legisladores del Frente de Todos Marcelo Mango y Pablo Barreno manifestaron su sorpresa ante las declaraciones del legislador oficialista y ex secretario de Trabajo, Lucas Pica quien reclama al gobierno nacional que intervenga ante la incierta situación de la empresa Garbarino cuando “su propio gobierno provincial nada hizo en relación a otras empresas que… Ver artículo

Por Redactor I

Los legisladores del Frente de Todos Marcelo Mango y Pablo Barreno manifestaron su sorpresa ante las declaraciones del legislador oficialista y ex secretario de Trabajo, Lucas Pica quien reclama al gobierno nacional que intervenga ante la incierta situación de la empresa Garbarino cuando “su propio gobierno provincial nada hizo en relación a otras empresas que dejaron a cientos de trabajadores rionegrinos en la calle”.

“No cabe duda que Pica está en campaña, por lo que siguiendo los lineamientos de su jefe Weretilneck ataca a un gobierno nacional que reconoce derechos a los trabajadores, que lucha denodadamente para la reconstrucción del país tras el paso ruinoso de Macri y el duro golpe que significa la pandemia del Covid. Durante cuatro años de políticas neoliberales, Pica, Weretilneck y todo Juntos Somos Río Negro acompañaron con su cómplice silencio las medidas que llevaron a la Argentina a un endeudamiento descomunal y a una crisis de la que Alberto y Cristina están sacándonos, aún en contra de quienes irresponsablemente no escatiman esfuerzos para poner palos en la rueda”, concluyeron los legisladores de la oposición.

“¿Por qué Pica no se quejó ante el gobierno nacional cuando Saturno Hogar, del grupo Lucaioli cerró sus puertas en abril de 2019 dejando 500 empleados sin trabajo en la Argentina, 30 de ellos en Cipolletti, anunciando que obedecía a las dificultades económicas y financieras para afrontar el pago de salarios de los trabajadores, en un contexto de caída de la actividad económica del país?”, se preguntaron los legisladores quienes recordaron que Saturno debía 11 millones de pesos a sus trabajadores en esa época.