28A: Más de 10 mil personas marcharon contra las políticas del Gobierno Nacional

Más de 10 mil personas observo este medio desde el estudio de Austral Radio en pleno centro de Viedma. Los organizadores calculan cerca de los 15 mil manifestantes.

Por Redacción

Una masiva e impresionante marcha se desarrolló en la capital provincial contra el ajuste dispuesto por el gobierno nacional.

La protesta convocada por el Frente Social Sindical Rionegrino fue encabezada por Rodolfo Aguiar (ATE), Pablo Barreno (Sitrajur), Patricia Cetera (UnTER), Damián Miler (UOCRA), Sabino Kucich (Cadejur), y Gabriel Garnico (Comercio) entre otros dirigentes.

Además de esas entidades gremiales se observaron distintas columnas de manifestantes identificadas con el Soyem local, las agrupaciones de la Economía Social, docentes y estudiantes de la Universidades Nacionales con sedes locales y de institutos de formación docentes, además de Suteba seccional Patagones.

Tras concentrarse en los accesos a la ciudad la impactante manifestación ingresó a la zona céntrica por las avenidas Caseros y 25 de Mayo, recorrió el centro, pasó frente a la legislatura y, luego, colmó la plaza San Martín con un acto frente a la Casa de Gobierno.

Los discursos coincidian casi todos. Fuertes críticas a Nación y a Provincia lanzaron los máximos dirigentes de las tres centrales obreras, referentes de los jubilados, de los estudiantes universitarios y de las organizaciones sociales que oficiaron de oradores en el cierre de la multitudinaria marcha que se desarrolló este martes en la capital provincial.

Más de 10 mil personas citaba el perfil de facebook de este sitio en medio de la marcha tras observarla desde el estudio de la radio en pleno centro de Viedma. Los organizadores calculan cerca de los 15 mil manifestantes.

El recorrido por las calles de Viedma, en contra de las políticas de ajuste del gobierno nacional se hizo sentir y también exigieron una postura más crítica por parte del gobierno provincial hacia la gestión de Mauricio Macri.

“Aquí comienza el Patagoniazo”, lanzó Sabino Kucich, referente de los jubilados, al tiempo que pidió por la unidad de los trabajadores activos y pasivos. Rodolfo Aguiar, de ATE, le recriminó al gobernador Alberto Weretilneck que “la plata no está en los trabajadores, sino en las mineras, los bancos, las petroleras y los casinos”.

En cuanto a la política económica nacional, Aguiar indicó que “más allá de los cuadernos, la corrupción está en el desfinanciamiento de las universidades y la fuga de capitales”.

Damian Miler, de la Uocra, aludió a la tristeza de escuchar a sus afiliados llegar a pedir ayuda al gremio porque no tienen para darle de comer a sus hijos. “Nuestra actividad es una de las más golpeadas por la paralización de al obra pública. Queremos decirle a Macri que no aceptamos recortes tampoco para los jubilados, ni en la educación ni en el salario de los trabajadores y le pedimos a Weretilneck que sea el primer hombre que se pare frente al gobierno nacional y le diga que no queremos más pobreza, que seguro lo vamos a acompañar”.

Lorena Alan, de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular consideró la jornada como “inolvidable”, criticó el ajuste a nivel nacional y que “Weretilneck no se haga cargo”. Pidió “tierra, techo y trabajo para todos los trabajadores”.

“No le vamos a dar paz social al gobernador”, dijo Jorge Molina, referente de la CTA de los Trabajadores. Consideró al Ejecutivo Nacional como un “gobierno de la oligarquía, con odio de clase; si pudiesen retrotraer los derechos de los trabajadores lo harían, pero se encontrarán con otro 17 de Octubre u otro Cordobazo, porque los trabajadores somos hoy la columna vertebral de la resistencia al macrismo”.

Agregó que “hoy comenzó la cuenta regresiva para volver a tener un gobierno nacional y popular” y acusó a los gobernadores de ser cómplices del gobierno nacional.

Se sumó además Felipe Etcheverry, del centro de Estudiantes de la Universidad del Comahue, quien dijo que el ajuste en las casas de estudio “no es un error, es un plan sistemático para que los hijos de los trabajadores no accedan a la Educación Superior”.

Gabriel Garnica, de los Empleados de Comercio, anunció que las protestas seguirán en la calle, mientras que Mario Riquelme fue el encargado de leer el documento elaborado por las tres centrales obreras. “Son tiempos de lucha y movilización”, expresó al tiempo que manifestó el rechazo a la reforma laboral y previsional.