El proyecto de legalización del aborto volvería a ser tratado en 2019 sino se aprueba

Si los números favorecen a la continuidad del aborto clandestino hay otras posibilidades, aunque no en el corto plazo.

Por Redacción

El aluvión de votos pro-aborto clandestino que surgieron en las últimas horas dentro del Senado de la Nación puso al proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en una zona de peligro. ¿Qué pasará si la ley finalmente no se aprueba esta medianoche?

El proyecto de legalización del aborto no podría volver a ser tratado hasta el año próximo. Hay que tener en cuenta que 2019 será un año electoral y las especulaciones en los partidos mayoritarios hará difícil el tratamiento. Este hecho fue incluso mencionado en la sesión por algunos legisladores.

«Va a ser muy difícil que el año que viene este tema prospere, es un año electoral», apuntó el fueguino Julio Catalán Magni durante el debate.

La renovación de ambas Cámaras, además, se concretará el 10 de diciembre del año próximo, con lo cual un eventual resultado adverso en la sesión de este miércoles, en principio, no se vería modificado por el cambio de figuras políticas en el Palacio Legislativo sino hasta el final del año parlamentario, según remarcó la agencia NA.

El año que viene todas las provincias elegirán diputados nacionales para renovar la mitad de la Cámara baja pero sólo ocho elegirán senadores: Ciudad de Buenos Aires, Tierra del Fuego, Chaco, Entre Ríos, Neuquén, Río Negro, Salta y Santiago del Estero.

El rechazo a la legalización por parte de los senadores de Salta (Rodolfo Urtubey, Cristina Fiore y Juan Carlos Romero) y Santiago del Estero (Gerardo Montenegro, Ada Iturrez y Blanca Porcel) es unánime y es mayoritaria en el caso de la Ciudad de Buenos Aires (Federico Pinedo y Marta Varela en contra, Fernando Solanas a favor).

En las otras cinco provincias, la mayoría apoya la legalización: por Tierra del Fuego, José Ojeda y Julio Catalán Magni; por Chaco, Eduardo Aguilar e Inés Pilatti; por Entre Ríos Sigrid Kunath y Pedro Guastavino; por Neuquén Marcelo Fuentes está a favor, mientras que Lucila Crexell y Guillermo Pereyra sostienen la despenalización; por Río Negro Miguel Pichetto y Magdalena Odarda.

Por el contrario, Miriam Boyadjian (Tierra del Fuego), Ángel Rozas (Chaco), Alfredo de Ángeli (Entre Ríos) y Silvina García Larraburu (Río Negro) se expresaron en contra.

Durante el debate se destacó también que el apoyo o rechazo a la legalización del aborto es transversal a todos los bloques y, al no haber sido influyente la pertenencia partidaria, el recambio de legisladores tendría poca incidencia en ese sentido.

No obstante, hubo una tendencia mayoritaria en contra dentro de la coalición Cambiemos (con una división más pareja de diputados radicales que de senadores radicales, quienes fueron objeto de cuestionamientos partidarios) y a favor en el Frente para la Victoria, mientras que el justicialismo se mostró dividido.

Si bien estos factores vuelven poco probable que el escenario cambie para el año próximo y que el tema vuelva a debatirse en el Congreso antes de 2020, la legalización del aborto sí podría convertirse en un tema de campaña en 2019.