ELECCIONES 2019: Alberto Fernández es el nuevo presidente, nace otro país

El candidato del Frente de Todos se impuso a Mauricio Macri en primera vuelta por 8 puntos. “El gobierno volvió a manos de los argentinos”, señaló Fernández en su discurso. Kicillof arrasó en la provincia de Buenos Aires con el 52% de los votos. Rodríguez Larreta, reelecto en capital federal.

Por Redacción

El candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, será a partir del 10 de diciembre el nuevo presidente de Argentina. “El gobierno volvió a las manos de la gente, a las manos de los argentinos y las argentinas”, sostuvo como estandarte en su discurso.

“Sepan los argentinos que cada palabra que dimos y cada compromiso que asumimos fue un contrato moral y ético sobre el país que debemos construir”, indicó Alberto y remarcó que “vamos a hacer todo lo que haga falta para que las persianas de las fábricas, de las pymes, vuelvan a levantarse”.

Pese a que el macrismo achicó la diferencia de las PASO a 8 puntos merced a la polarización que promovió y que le permitió sumar votos de otros candidatos como Lavagna, Gómez Centurión y Espert, el Frente de Todos logró frenar el tren del neoliberalismo en el país y el oficialismo quedó muy lejos de “darla vuelta” como deseaba.

A diferencia de las PASO, en las que el macrismo sólo se había impuesto en Córdoba y Capital Federal, esta vez también ganó en Mendoza, San Luis, Santa Fe y Entre Ríos, en esas dos últimas con resultados muy parejos.

Axel Kicillof consiguió una contundente victoria por casi 14 puntos sobre María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires. Pero en la capital federal Horacio Rodríguez Larreta consiguió la reelección en primera vuelta.

“Mañana me reuniré con Macri y empezaremos a ver cómo transcurrimos el tiempo que nos queda, vamos a colaborar en todo en lo que podamos colaborar porque lo único que nos interesa es que los argentinos dejen de sufrir de una vez por todas; allí estaremos”, indicó Fernández en relación al convite que lanzó el ahora ex presidente cuando reconoció la derrota e invitó a Alberto Fernández a desayunar con él en la Casa Rosada.

En una elección espontánea y atípica del lugar para festejar los militantes se concentraron en un primer momento en el bunker de Alberto en Villa Crespo, en la calle Corrientes con una multitudinaria convocatoria y después fueron tomando la ciudad en lugares tradicionales como el obelisco.

Fernández sostuvo que van “a hacer todo lo que haga falta para que las persianas de las fábricas de las pymes vuelvan a levantarse, para que las máquinas vuelvan a funcionar, para que la educación pública no sea una desgracia, para que nuestros chicos puedan seguir educándose”.

“Vamos a volver a construir la Argentina igualitaria y solidaria que todos soñamos”, señaló el presidente electo y remarcó “que nuestros opositores sean conscientes de lo que nos han dejado y nos ayuden a construir de las cenizas que nos han dejado”.

Alberto le pidió “a todos los hombres y mujeres de distintas vertientes del campo nacional popular que nunca más rompan la unidad que se requiere para enfrentar estos proyectos neoliberales que tanto dolor han causado”.

Cristina Fernández, en el momento más emotivo de la noche y entre cantos de “vamos a volver” y reconocimientos a Néstor en el aniversario de su fallecimiento, le pidió al gobierno “en carácter de ex presidenta constitucional durante dos mandatos, que hasta el 10 de diciembre que tome todas las medidas que deba tomar para aligerar la situación dramática que se están viviendo en las finanzas del país; es su responsabilidad”.

“Hoy Alberto es presidente de todos los argentinos y va a tener frente a sí una inmensa tarea, responsabilidad y esfuerzo”, dijo la ex presidenta y aclaró que “requerirá la ayuda y cooperación de todos los argentinos, los que nos votaron y los que no, también”.

El presidente Macri quien reconoció la derrota, solo junto a Pichetto, y después de decir que a la vicepresidenta Gabriela Michetti “la perdimos en el camino”, agradeció a todos los que lo “acompañaron con el voto y los que no me votaron” y apostó a que “juntos vamos a estar ahí para defender los valores en los que creemos y en cuidar la democracia, vamos a seguir haciéndolo juntos porque es el compromiso que asumí”.

Axel Kicillof, gobernador electo de la provincia de Buenos Aires por fue el primero en tomar la palabra en la noche y destacó que “estamos adelante de un fracaso de un programa económico neoliberal, adelante de un fracaso en una forma de gobernar” y festejó que “lo que ganó es exactamente lo inverso”.

“Así como se hizo esta campaña vamos a tener que gobernar”, indicó el ex ministro de economía y   adelantó que “se viene una etapa de reconstrucción de la provincia”.