Raúl Ferrara en Viedma: “El capitalismo no derrama nada”

“No hay que comerse el verso de que el problema del empleo es el costo laboral”, señaló Ferrara a los presentes, muchos de ellos dirigentes sindicales de los gremios de la CGT, y enfatizó que “se traslada la problemática a los trabajadores”.

Por Redacción

El abogado laboralista Raúl Ferrara expuso este miércoles en el Concejo Deliberante de Viedma sobre la “Reforma laboral y el futuro del trabajo”, y desde una perspectiva crítica, disecó falacias habituales de la teoría neoliberal imperante en el mundo y en el país.

La apertura de la charla, que arrancó alrededor de las 18,30, estuvo a cargo de la titular del Concejo Deliberante, Evelyn Rousiot, quien enfatizó la importancia de “abrir a la comunidad” el parlamento local y aprovechar la ponencia para pensar “ideas nuevas que desde lo municipal nos ayuden a resolver la problemática del trabajo”.

Al inicio de la charla, Ferrara contextualizó los cambios producidos en el mundo del trabajo que arrancaron “desde hace 40 años”, cuando se pusieron en funcionamiento “cadenas mundiales de valor” con fuertes “inversiones” de parte de Estados Unidos y la irrupción de China. Agregó que la nueva dinámica se nutre de la abundancia de “mano de obra barata”, por ejemplo de Malasia, y caracterizó a la época contemporánea como la de un “capitalismo que genera empleos de baja calidad en los países periféricos, como nosotros”, enfatizó, en referencia a la Argentina.

“Existe una disminución de los niveles de protección social”, advirtió Ferrara como correlato de los bajos salarios y la pauperización de las condiciones laborales en el mundo entero, porque “el capitalismo no derrama nada”. Advirtió que la “incorporación de nuevas tecnologías en el siglo XXI”, impactan “en la generación de riqueza y el empleo”, pero desestimó el rol negativo del avance tecnologógico, “porque el mundo ya asistió a revoluciones tecnológicas” y a la desaparición de determinadas formas de trabajo sucedieron nuevas desde inicios del siglo XIX enfatizó.

En la actualidad en la Argentina, enfatizó Ferrara, “asistimos a una transición muy vertiginosa”, donde irrumpió un “nuevo lenguaje de la flexibilización” que se reconoce a partir de la instalación de términos como “flexibilización, productividad, costo laboral, baja competitividad y litigiosidad”. Planteó que los sectores patronales y de poder incrementan el supuesto impacto de la supuesta industria del juicio en materia laboral, ya que explicó que la “Argentina ocupa el puesto n° 17 en el ránking mundial del costo laboral e integramos el G 20, por lo cual estaría equilibrado”, opinó.

“No hay que comerse el verso de que el problema del empleo es el costo laboral”, señaló Ferrara a los presentes, muchos de ellos dirigentes sindicales de los gremios de la CGT, y enfatizó que “se traslada la problemática a los trabajadores”.

Por último, Ferrara subrayó que los grupos de poder y concretamente el gobierno de Mauricio Macri comenzaron desde fines del 2015 a instalar una “agenda” en materia de trabajo compuesta por los siguientes términos “emprendedurismo; meritocracia; economía colaborativa (Uber-Rappi-Glovo)”, la cual comenzó a ser puesta en jaque con el proceso electoral nacional del pasado 11 de agosto.