RIO NEGRO: Es oficial la Empresa de Seguros Horizonte no se desprende del IAPS

El gobierno de la provincia de Río Negro a través de su ministro de Economía Luis Vaisberg finalmente no rubrico, y por ende no convalido lo que el presidente de la Empresa de Seguros Omar Pereyra intentaba realizar con millonario negocio de “vender” a la empresa Sancor S.A, la cartera de clientes del IAPS que… Ver artículo

Por Redactor I

El gobierno de la provincia de Río Negro a través de su ministro de Economía Luis Vaisberg finalmente no rubrico, y por ende no convalido lo que el presidente de la Empresa de Seguros Omar Pereyra intentaba realizar con millonario negocio de “vender” a la empresa Sancor S.A, la cartera de clientes del IAPS que según la ley  pertenece a la empresa estatal de manera intrasferible.

En comunicación con el programa “Con 2 Alcanza” uno de los referentes de la comisión interna de trabajadores Aguilar explicó “estamos esperando que se efectivice la renuncia del actual presidente”, los empleados entienden que es inviable sostener a Pereyra en el cargo de la empresa,  por una falta de compromiso y desaveniencias en el sentido administrativo, como de proyecciones que permitan mejorar el perfomance de la vida financiera de la entidad.

“Arruinoso” sostuvo Aguilar, sobre las consecuencias que hubiese sido para la provincia, pero que por por la intervención de Vaisberg el negocio fue “frenado”. Es  importante recordar, que la comitiva de trabajadores fue recibido por la titular del bloque de legisladores del Frente de Todos Maria Eugenia Martini, quien se comprometio a presentar un proyecto de solicitud de informes, para que el ejecutivo  provincial explique de qué manera pudo avanzar “administrativamente” este intento de vaciamiento a la empresa estatal. Seguidamente, la reacción del oficialismo, estuvo en la figura del presidente del bloque de JSRN Facundo Lopez, quien pudo contener la preocupación por  parte de los empleados de Horizonte.

Es indudable, que este movimiento millonario genero suspicacias desde muchos sectores, porque los contratos que se celebran entre lo público y privado, deben pasar por distintos organismos de contralor que se encargan de velar por los intereses de los habitantes de la provincia.

Esta situación, aún carece de explicaciones oficiales, que solo hicieron hincapié en el “frenado” del negocio. Lo cual permite generar algunas observaciones al respecto, porque si el negocio se freno, sigue latente la  posibilidad de lo que los trabajadores sospechan como “un vaciamiento de la firma”.-