RIO NEGRO: La formula de Tortoriello desato un abanico de precandidatos de la UCR

El acuerdo de formula sellado entre el Pro y la CC-Ari, implosionó dentro de la coalición electoral de Juntos por el Cambio, donde surgieron un abanico de posibles candidatos para presentarse en la Primarias Abiertas Simúltaneas y Obligatorias -PASO- el próximo septiembre, que conduzcan a disputar dos bancas en el la Cámara Baja del Congreso… Ver artículo

Por Redactor I

El acuerdo de formula sellado entre el Pro y la CC-Ari, implosionó dentro de la coalición electoral de Juntos por el Cambio, donde surgieron un abanico de posibles candidatos para presentarse en la Primarias Abiertas Simúltaneas y Obligatorias -PASO- el próximo septiembre, que conduzcan a disputar dos bancas en el la Cámara Baja del Congreso de la Nación.

Es así, que surgen por estas horas los nombres de el intendente de Huergo Miguel Martinez -proclive a un acuerdo con el Pro- Mario De Rege, Luciano Brancalente, German Jalabert, Nelson Iribarren, a la espera seguramente de algún otro interesado. De esta manera el radicalismo, y mediante su actual presidenta Maria de los Angeles Dalceggio manifestó al planteo de incorporar un extrapartidario que “todo es posible”, por lo tanto se suma una posibilidad mas electoral a las PASO.

Esta situación se genero en virtud de que Anibal Tortoriello sello un acuerdo con el CC-Ari al poner en su binomio a una candidata de ese sector -Adriana Fenouil- provocando una reacción en cadena dentro de los radicales que venían alejados de la vida partidaria del partido. Son muchos los radicales fuera de la escena política desde hace mucho tiempo, y que vieron terreno fértil para viabilizar sus intereses políticos en una posible precandidatura a diputado nacional. Muchos de los apellidos de estos dirigentes alejados de las realidades de la vida política de la provincia, hoy se ven curiosamente convocados a la participación de la vida eterna primero del radicalismo, y posteriormente de Juntos por el Cambio.

Algunos entienden que esta aparición en masa de dirigentes del radicalismo tiene dos posibles vías, o se transforma en un resurgir del centenario partido, o definitivamente se pierde en la inmensidad del ostracismo de la política rionegrina, para convertirse de alguna manera en un ápice del actual partido de gobierno.